Imprimir

VALORES SANTANDER

VALORES SANTANDER

VALORES SANTANDER

Ofrecemos un asesoramiento especializado en juicios de anulación de VALORES SANTANDER con honorarios según resultados.

SENTENCIAS FAVORABLES RECIENTES:

-SAP BIZKAIA 85/2017, DE 13 DE MARZO, DONDE LA AUDIENCIA DICTA SU PRIMERA SENTENCIA FAVORABLE A LOS AFECTADOS POR LOS VALORES SANTANDER

-SJ1AI E INSTRUCCIÓN Nº2 DE SORIA 120/2016, DE 28 DE DICIEMBRE

(NOTICIA DIARIO DE SORIA)

-SAP DE MADRID DE 31 DE ENERO DE 2017

EXCELENTE NOTICIA PARA TODOS LOS AFECTADOS POR VALORES SANTANDER: 

Por fin la Sección 4 de la Audiencia Provincial de Cantabria ha dictaminado la NULIDAD Y ABUSIVIDAD DE LA CLAUSULA que aparece en la ORDEN DE SUSCRIPCIÓN VALORES SANTANDER infinitas veces usada por el banco y que dice:

el abajo firmante manifiesta que conoce y entiende
las características de los Valores Santander que suscribe, sus complejidades y sus riesgos

Literalmente la Audiencia establece: la nulidad de una cláusula de coprensión de un producto incomprensible, que aparece en la ORDEN DE SUSCRIPCION, y la no incorporación de otra cláusula similar introducida en las CONVERSIONES VOLUNTARIAS realizadas en el año 2012. Estas cláusulas, que ahora se declaran NULAS POR ABUSIVAS y NO INCORPORADAS POR FALTA DE TRANSPARENCIA, han permitido que banco afirme en tribunales que el suscriptor conocía el producto, ya que así constaba reconocdido en la orden. La SENTENCIA 555/2017 de 09-11-2017 FALLA declarando:

- La nulidad de la cláusula contenida en la Orden de compra según la cual “el consumidor manifiesta que conoce y entiende las características de los Valores Santander que suscribe, sus complejidades y sus riesgos”

- La no incorporación de la cláusula contenida en el Canje de las acciones según la cual “igualmente el ordenante es consciente de que podría existir un conflicto de interés para el Banco Santander
y las sociedades de su grupo respecto a la recomendación de inversión consistente en la conversión voluntaria por él elegida,

En el mes de septiembre de 2007, el Banco de Santander realiza una emisión de 1.400.000 Valores de 5.000 euros cada uno, un total 7.000.000.000 euros para financiar la ADQUISICION DE PARTE DEL BANCO ABN AMRO. En realidad, la emisión no la efectúa el Banco directamente, sino que crea expresamente una sociedad instrumental denominada  SANTANDER EMISORA 150, S.A. UNIPERSONAL, constituida en escritura pública de 6 de septiembre de 2007 con un capital de 60.200 euros, según consta en el  Documento de Registro inscrito en la CNMV el día 19 de septiembre de2007, de la que es único accionista el propio Banco Santander.

 

Para poder cubrir 7.000 millones de euros, el banco Santander realizó una campaña sumamente agresiva, orientada a destacar que el producto se comportaría como un plazo fijo al 7,30% en caso de que la OPA no llegase a buen término, y recalcando que el Banco garantizaba completamente la emisión (sin aclarar la existencia de la sociedad Santander Emisora 150 S.A.U.). Estas explicaciones indujeron a los clientes a pensar que lo contratado era un plazo fijo, o en todo caso, un producto financiero garantizado que a vencimiento (después de 5 años) se reintegraría en su totalidad.

                                                                                                                                                                       160_F_49759375_yu8wTEp1FP2gVnSwKdaXvMRtt5Ayuqpj

Pero no solo la explicación sobre las características y condiciones de la emisión fue insuficiente, confusa y equívoca. Al haberse iniciado la comercialización mucho antes de registrar el folleto informativo en la CNMV los clientes se encontraban en la imposibilidad de poder conocer el contenido real de los 95 folios que conforman la NOTA DE VALORES. Esta actuación supone vulnerar toda la normativa vigente y vaciar de contenido la función del supervisor, pudiendo considerarse que las contrataciones realizadas con anterioridad a la fecha de registro y aprobación son NULAS DE PLENO DERECHO por carecer de objeto contractual. En ocasiones aisladas, esta comercialización de VALORES SANTANDER se realizó incluso antes de estar constituido el emisor, SANTANDER EMISORA 150, S.A. UNIPERSONAL, con lo que a la falta de objeto contractual habría que sumarle la falta de uno de los sujetos contractuales.

(RECOMENDACIONES PARA RECLAMAR JUDICIALMENTE POR VALORES SANTANDER)

               juristica_valores_santender

Los contratantes podrán conocer la fecha exacta de la suscripción a través de la página web del Banco Santander, ya que el banco necesitaba controlar, no solo por ley sino por operatividad interna,  el momento exacto de suscripción para poder calcular la marcha de la campaña y anticipar el cierre de a oferta si se cumplían los objetivos.

Cuando la suscripción de VALORES SANTANDER se realizaba antes del 19 de septiembre (fecha de registro y aprobación del producto ante la CNMV), en las sucursales no se entregaba la copia de la orden o se dejaba el dato de la fecha en blanco, de modo que el banco siempre podría incluir una fecha posterior a la aprobación del supervisor en las ordenes que custodiaba. Si Ud. dispone de una ORDEN COPIA CLIENTE sin fecha, desde JURISTICA le recomendamos que compruebe urgentemente la fecha de registro de la operación en la intranet del banco, ya que su caso será una nulidad absoluta fácilmente demostrable en juicio.

 

Las órdenes incluían además una clausula evidentemente abusiva, en la que se traslada la carga de la prueba de la demostración de la información al consumidor:

 

el ordenante manifiesta haber recibido y leído, antes de la firma de esta orden el Tríptico Informativo de la Nota de Valores registrada en la CNMV en fecha 19 de septiembre del 2007, así como que se le ha indicado que el resumen y el folleto completo (Nota de Valores y Documento de Registro del Emisor) están a su disposición

 

De modo que con la simple firma de la orden, EL SUSCRIPTOR ESTA OBLIGADO A DEMOSTRAR QUE EL PRODUCTO SE LE EXPLICO MAL, cosa muy difícil de demostrar y más aún nueve años después.

Esta cláusula favorecía al banco en las suscripciones realizadas antes del 19-09-2007, porque la inclusión de esa fecha en una orden firmada antes, justifica la imposibilidad de una suscripción anterior bajo el prisma lógico de la dificultad de conocer una fecha futura. Sin embargo, el banco planificó la fecha de aprobación que incluía en las ordenes, manejando los tiempos máximos de la aprobación del producto por la CNMV logrando que la aprobación se realizase el 19-09-2007, tal y como constaba en las ordenes ya distribuidas en las sucursales.

                                                                                                                                                 abogados_financieros

Pero no solo existe NULIDAD ABSOLUTA POR FALTA DE OBJETO, al estar firmadas las órdenes con anterioridad a la fecha de autorización por la CNMV, sino que además el producto se comercializó masivamente entre clientes de banca particular, normalmente de edad avanzada y absolutos desconocedores de productos financieros.

Esta comercialización agresiva se ve tanto más agravada si se tiene en cuenta lo complejo del producto y su novedad absoluta en España. Efectivamente, la inversión financiera llamada VALORES CONVERTIBLES fue autorizada por la CNMV por primera vez en España el 19 de septiembre del 2007. Si cualquier innovación requiere, por prudencia, un previo período de prueba, esta exigencia debería ser mayor si se trata de productos financieros comercializados a particulares inexpertos.

Los VALORES SANTANDER, de forma casi inmediata, se convierten en OBLIGACIONES NECESARIAMENTE CONVERTIBLES. Estas OBLIGACIONES se podrían canjear en octubre de cada año, y se transformarían necesariamente en acciones ordinarias el 04 de Octubre del 2012, en la cuantía que resulta de aplicar la división entre el valor nominal de las obligaciones y la relación de conversión.

(Engaño de VALORES SANTANDER y su solución)

 

PAPELEO1

Esta relación de conversión es el importe de la media aritmética del precio ponderado de la acción Banco Santander en el Mercado Continuo en los cinco días hábiles bursátiles anteriores a la fecha en que el Consejo de Administración o, por su delegación, la Comisión Ejecutiva de Banco Santander, ejecute el acuerdo emisión de las Obligaciones Necesariamente Convertibles.Y como era de esperar, se fijó el precio de conversión en 16,06€, un valor nunca alcanzado por la acción del banco.

Ese precio de canje, que inicialmente se fijó el 17 de octubre del 2007, era rebajado mediante la aplicación de una CLAUSULA ANTIDILUCIÓN sumamente perjudicial para los suscriptores, ya que no tomaba en cuenta todas las ampliaciones de capital.

Esta cláusula funcionaba cuando el Banco acordaba ampliar capital bien para distribuir dividendos en forma de acciones liberadas o por otras circunstancias. El precio de conversión de los VALORES SANTANDER que inicialmente se estableció en 16,04€ se ajustaba con una fórmula matemática entre ese precio anterior y el cociente entre el número de acciones en circulación con anterioridad al ajuste y el número de acciones en circulación con posterioridad al ajuste.

La entidad comunicó a la CNMV sucesivos acuerdos de modificación de la relación de conversión correspondiente a los Valores a través de los denominados HECHOS RELEVANTES, uno de los cuales es de 14 de mayo del 2012 que estableció en 13,25 Euros por acción. El útimo precio de conversión fijado fue de 12,96€ que se aplicó el CANJE FORZOSO del 04-10-2012. 

El hecho es que era sumamente difícil explicar a un cliente inexperto en temas financieros todas las circunstancias del producto, entre las que se incluía el precio de conversión, la cláusula antidilución, la garantía ofrecida por SANTANDER EMISORA 150SAU  o incluso los derechos establecidos por ley en favor de los obligacionistas. 

Por tanto, podremos encontrarnos casos de nulidad absoluta, anulabilidad por vicio en el consentimiento, anulación de cláusulas abusivas e incluso indemnización de daños y perjuicios.

                        10199106-icono-del-telefono

No dude en consultarnos su caso y le suministraremos el asesoramiento necesario para enfrentar con éxito su juicio.

Aplicación

Aplicación

Aplicación